web analytics

Pastor Alemán: posibles accidentes

Ante un accidente es importante siempre mantener la calma. Cuando nuestro Pastor Alemán sufre algún tipo de lesión es fundamental controlar correctamente si se mantiene consciente. Si no lo estuviera es necesario ser muy cuidadosos debido a que por el estado de shock que nuestro perro tiene podría atinar a morder a cualquier persona, incluso a su amo ya que no será capaz de distinguirlo. Por esta razón debemos calmar a nuestro Pastor, tanto para evitar que muerda como para que su situación no empeore.

Siempre es aconsejable armar un botiquín para lesiones leves. Para esto, no hay nada específico para cada raza. Un botiquín como el que tenemos para nuestros accidentes es adecuado. Luego de un accidente es fundamental contactar rápidamente al veterinario. Es útil tener un número telefónico para urgencias al alcance en todo momento.

En el caso de un atropello, existen posibilidades de que además de las lesiones a simple vista, pueda haber lesiones internas. Por este motivo es importante mantener al perro inmovilizado hasta que el veterinario llegue. Si bien puede aparentar estar bien, es necesario que le hagan una revisión.

Las caídas son otro accidente común que un Pastor puede tener. Se procede de la misma manera que en el caso de un accidente.

Cuando nuestra mascota sufre una luxación o una fractura, debemos evitar que se desplace. Lo ideal es intentar que el perro se quede recostado hasta que el veterinario de urgencia pueda llegar. Seguramente tendrá que vendarle la zona, por lo que es recomendable tener el botiquín al alcance de la mano.

Las heridas superficiales sólo necesitan de un poco de agua oxigenada. Aunque si no sangra, el propio perro lamerá la herida y cicatrizará sola. Si llegara a necesitar puntos es importante evitar que se rasque mientras cicatriza. En estos casos generalmente los perros utilizan gorgueras con esta finalidad.

Etiquetas: , , ,

Dejar un comentario